Nuestra historia

EL CAPOTE, es un homenaje, un recuerdo a dos toreros que perdieron la vida en la carretera un fatídico 24 de Mayo de 1969 y a una "Torera de la vida". Ellos eran, mi padre, el torero venezolano Héctor Alvarez (con 26 años) y mi abuelo Rafael Vega de los Reyes "Gitanillo de Triana"( con 54 años). Desgraciadamente, no tuve la suerte de conocerles, me faltaban 6 meses para saltar al ruedo de la vida, una vida llena de alegría a pesar de todo, gracias a mi querida madre Pastora Vega, torera de la vida, de las que se arriman y salen por la Puerta Grande, criando en solitario a sus dos hijos y mostrando su arte flamenco por el mundo entero, siempre con una sonrisa en la cara y energía para parar un tren. Ella me ha enseñado todo, y todo lo que soy, se lo debo a ella. Mi bisabuela "Pastora Imperio", remata la faena de este árbol genealógico lleno de arte, arte del NUESTRO, FLAMENCO Y TOROS, si señor, con mayusculas, orgullosos de nuesro folclore y costumbres porque creemos firmemente que ya "ES HORA DE PRESUMIR DE LO NUESTRO"

titulo

Nullam aliquet vestibulum augue non varius. Cras cosmo congue an melitos. Duis tristique del ante le maliquam praesent murna de tellus laoreet cosmopolis. Quisque hendrerit nibh an purus...
We gebruiken onze eigen cookies en cookies van derden om uw ervaring en onze services te verbeteren, door de navigatie op onze website te analyseren. Als u doorgaat met browsen, zijn wij van mening dat u het gebruik ervan accepteert. U kunt meer informatie krijgen in ons Cookiebeleid.
Je bent met succes geabboneerd!